0 Members and 1 Guest are viewing this topic.

*

Rigas

  • VIP
  • ***
  • 289
  • Gender: Male
  • Creo en la Magia!
    • View Profile
Jean Eugéne Robert-Houdin
« on: September 13, 2007, 08:43:17 AM »
Jean Eugéne Robert-Houdin "El padre de la magia moderna".

Fue un apasionado amateur desde su temprana juventud, hasta su muerte a los 66 años en 1871.
Su carrera profesional duró apenas siete años,
Influyó decisivamente en la magia de su tiempo y posteriormente, agregándole un toque de gran distinción, poniendo la magia de moda entre las personas cultas del Parí­s de mediados del siglo XIX y a unos niveles desconocidos hasta ese momento.
Creó y modificó gran número de efectos, muchos de !os cuales han sido la base de los utilizados en la magia actual.



Robert Houdin, nació en Blois en el valle del Loira en 1805 y su nombre era, Jean Eugene Robert. Hijo de relojero, su destino era seguir la profesión paterna, pero el error de un librero, le abrió el camino de la magia. En efecto, habiendo solicitado en una librerí­a el tratado de relojerí­a de Ferdinand Berthoud, el comerciante se equivocó y le entregó un libro con pasatiempos cientí­ficos, el cual contení­a una sección de juegos de manos o "fí­sica recreativa", juegos copiados de los excelentes tratados franceses de Ozanam, Guyot y Decremps. Allí­ encontró los secretos que tanto ansiaba conocer, desde que presenció una actuación de un vendedor callejero que manipulaba copas y bolas. Se entusiasmó tanto con la magia, que dedicaba todo su tiempo libre, incluso por la noche, a la práctica de la prestidigitación con cartas y monedas, hasta que las dominó de una manera perfecta.

Para perfeccionarse tomó lecciones de un mago más adelantado, llamado Maous: Con él comenzó a aprender el arte de la presentación de la magia. A los 23 años conoció a la joven Josephe Cécile Eglantine, hija de un importante relojero de Parí­s, quien posteriormente lo contrató en su firma. Jean Eugene y Josephe se casan y siguiendo una costumbre de la época, agrega a su apellido el de su mujer y legalmente pasa a apellidarse Robert Houdí­n.

En la calle Richelieu de Parí­s estaba entonces el establecimiento mágico del Pére Roujol. Por casualidad Robert-Houdin, lo encontró un dí­a y a partir de entonces lo visitó regularmente para comprar aparatos de magia y entablar relaciones con otros magos de la época. Allí­ conoció a Jules de la Rovére, un aristócrata aficionado a la magia, que fue quien inventó la palabra Prestidigitación para anunciar así­ su elegante trabajo.

En esta época, Robert-Houdin conoció también a quien serí­a su í­dolo, el mago Comte, llamado "El mago del Rey" ya que a los 26 años habí­a actuado ante Luí­s XVIII en las Tullerí­as. Posteriormente, otro rey, Luí­s Felipe, harí­a a Comte Caballero de la Legión de Honor.
Robert-Houdin fue también testigo de las actuaciones de Conus, el primer mago que descartó los aparatos ostentosos de su programa y se especializó en actuar con objetos sencillos tales como cartas, monedas, cubiletes y objetos prestados por el público. Uno de sus trucos favoritos era hacer pasar cuatro monedas a través de la mesa para que cayeran en un vaso que sujetaba debajo de la misma. Conus, presentaba el juego de los cubiletes usando bolas metálicas grandes, en vez de las bolas de corcho más pequeñas que se utilizaban entonces.


Otro mago a cuyas sesiones asistió Robert-Houdin fue, Bartolomeo Bosco (mencionado en el hilo Los Orí­genes de la Magia), italiano de origen, que viajó con gran éxito como mago por toda Europa. En sus actuaciones siempre llenaba los teatros. Su truco inicial era el de los cubiletes, el cual ejecutaba con singular maestrí­a. Otros trucos suyos eran la decapitación de un pichón negro y otro blanco y su posterior resurrección pero con la cabeza del negro en el blanco y vice¬versa. También cargaba un canario en una pistola que daba a un espectador. El espectador disparaba hacia el mago, que sostení­a una espada, y el canario aparecí­a en la punta de dicha espada.

Pero el mago que sin duda tuvo la mayor influencia en carrera profesional de Robert-Houdin fue Philippe. Este artista francés habí­a sido originalmente pastelero. En un viaje a Escocia se hizo mago y viajó con su espectáculo por las Islas Británicas. Volvió a Parí­s y debutó en la Sala Montesquieu con tal éxito, que encargó la construcción de un nuevo teatro para sus exhibiciones en la Bonne Nouvelle. Robert-Houdin asistió a su debut aquí­. AI abrirse el telón la escena estaba a oscuras y salió Philippe vestido con un traje negro y pidió disculpas por no haber podido encender las velas del escenario por falta de tiempo. Sin embargo, dijo que se encargarí­a de hacerlo en un segundo y tomando una pistola disparó la misma, e instantáneamente los cientos de velas que habí­an en el escenario, se encendieron causando una inmensa sorpresa. Este truco, original del mago austriaco Dábler, era una novedad en Parí­s. Se puede imaginar fácilmente el impacto que tal truco tiene que haber tenido en una época en que no habí­a alumbrado eléctrico y que todo el mundo sabí­a lo que era encender una, diez o veinte velas y el tiempo que esto llevaba. Philippe, como muchos magos de la época, trabajaba también con autómatas. Los autómatas eran mecanismos de relojerí­a con la forma exterior de muñecos humanos, animales e incluso edificios, tales como molinos o árboles, etc., que gracias a el ingenio de su mecánica interna, podí­an ejecutar maravillas. En muchas ocasiones la parte mecánica del aparato se complementaba con algún o algunos trucos tales como forzajes, apariciones, claves o asistentes ocultos y entonces el funcionamiento era totalmente incomprensible para el público.

Philippe, fue el primer mago europeo de envergadura que presentó el juego de los Aros Chinos. Lo aprendió en Inglaterra de una troupe de magos originarios de ese paí­s. También aprendió de ellos el truco de la aparición de una enorme *palangana llena de agua y peces.
En su espectáculo, Philippe salí­a vestido con la túnica y el cono puntiagudo de los magos clásicos y presentaba primero el juego de los Aros y luego subí­a sobre una plataforma baja que lo separaba del suelo del escenario. Mostrando vací­o un chal, lo poní­a sobre la plataforma y luego lo levantaba; debajo habí­a aparecido una enorme palangana llena de agua y peces. Acto seguido hací­a aparecer una segunda y luego una tercera palangana transparente con agua y peces. Finalmente, tomando otro chal, lo sacudí­a sobre la plataforma y aparecí­an gallinas, conejos y patos los cuales llenaban la superficie de la plataforma.
Todos estos magos y otros que sin duda habrí­a visto (como el austriaco Dóbler), influyeron en su desarrollo posterior y en su estilo de hacer y comprender la magia.
De todas las actuaciones que Robert Houdin pudo ver, catalogó los elementos que le gustaban y los que no, procediendo a recomponer sus juegos y añadiendo sus propios detalles.
Después de graves problemas financieros y personales, ( Ruina económica, muerte de su esposa en 1843, etc.), y gracias a su afición por la magia y en particular por los autómatas, Robert-Houdin pudo resolver este contratiempo.
Ya se habí­a especializado en fabricar "relojes mágicos", curiosidades de la época. Parecí­an carecer de mecanismo y sin embargo, marcaban la hora correctamente. También fabricó un autómata que escribí­a y dibujaba, que le valió una medalla de plata en la Exposición de Parí­s de 1844. El empresario estadounidense Bamum compró el autómata por la suma de 7.000 francos y gracias a este dinero, Robert-Houdin pudo seguir adelante.

Al año siguiente de la muerte de su primera esposa Robert-Houdin se casó con Francoise Marguerite Braconnier. Ella le ayudó mucho y se encargó de sus hijos, mientras que él se dedicaba en cuerpo y alma a su gran proyecto, la creación de un espectáculo de magia de alta calidad artí­stica y originalidad. Durante este tiempo, un noble, el Conde L'Escalopier, quien le habí­a comprado un reloj mágico, quedó fascinado por la dotes de mago de Robert Houdin y le invitó varias veces a actuar ante sus invitados. Con gran fe en el talento del artista, el Conde invirtió la suma de 15.000 francos en el proyecto de Robert-Houdin y éste, se enfrascó en la construcción de su teatro en el Palais Royal, situado en la antigua residencia del Cardenal Richelieu. Era una vivienda en la que habí­a construido un teatrillo pequeño, que apenas cabí­an ciento cincuenta personas, con un escenario minúsculo, color blanco con ribetes dorados. AI espectáculo que allí­ se programaba, se le llamaban, "Veladas Fantásticas".


Robert-Houdin introdujo importantes modificaciones en la escena mágica:
Los magos tales como los mencionados Comte, Bosco y Philippe, muchas mesas y muy recargadas de tapetes candelabros y objetos de todo tipo, Igualmente se abusaba del número de velas encendidas, hasta quinientas tení­a Philippe y todo este brillo solo tení­a la finalidad, como dice Robert-Houdin, de arrojar polvo a los ojos del público.

• La escena de Robert-Houdin, solo tení­a una mesa grande en el centro, dos veladores a los lados, dos consolas adosadas a las paredes laterales de la escenografí­a, la cual semejaba un saloncito, un escenario mucho más diáfano.
•El diseño de los aparatos de magia utilizados, era mucho más aerodinámico.
•Perfeccionó el arte del ritmo, variando la velocidad, proporciones y complejidad de cada experiencia, con vistas a conferir espectacularidad y vigor al remate final, con unos resultados inimaginables.
•Impuso definitivamente la forma de vestir de calle, realizándolo como un parisino culto.
•Creó un espectáculo elegante, de buen gusto, ingenioso, que apelaba a la inteligencia, dejando al margen la superstición, con un estilo y puesta er escena totalmente innovadores.
•Eliminó el uso de compinches en la escena, utilizados habitualmente.
•En cuanto a la iluminación, Robert-Houdin dispuso de modernos (para la época) mecheros de gas que la aclaraban de forma competente pero no herí­an la vista del público.

El debut de Robert-Houdin en el Palais Royal a los cuarenta años de edad, el 3 de julio de 1845, fue desastroso. El miedo escénico se apoderó de él. Estuvo a punto de poner fin a su carrera de ilusionista. Su fuerza de voluntad y tesón, consiguieron que a partir de aquí­ los éxitos no se interrumpieran.
Tras siete años de actuaciones y después de hacerlo en Argelia, con una actuación memorable por motivos polí­ticos ante los moravitos y otros jefes de tribus y acabando en el Gran Teatro de Marsella, con varias representaciones como despedida, se retiró de los escenarios.

Se dedicó al estudio de la electricidad y de otros fenómenos en su casa de Saint Gervais, (La abadí­a de la trampa) cerca de Blois, donde murió en 1871, dejando la magia en el umbral de una verdadera edad de oro.
Durante este último periodo, obtuvo numerosos premios:
Exposición universal de 1855, premio con medalla de oro por la realización de un distribuidor eléctrico, otorgado por la revista cientí­fica Cosmos.
Puso las bases de los relojes eléctricos y de los filamentos vegetales con hilo de bambú de las bombillas en 1863.
En 1864, registró una patente de peto eléctrico para esgrima, que algo modificado se utilizó cien años después.
En 1867, Presentó dos obras en el Congreso internacional de Oftalmologí­a y varios aparatos de óptica, que merecieron una gran medalla de oro.
Fue condecorado hasta once veces por la Academia de Ciencias, por el conjunto de trabajos realizados sobre Oftalmologí­a.

Algunos tips interesantes:

ACTUACIONES MEMORABLES
Actuación ante el Papa: Rotura de un cronómetro de un Cardenal y aparición del mismo totalmente restaurado en el bolsillo de Papa. (Este juego solamente lo realizó en aquella ocasión, porque el reloj utilizado y su grabado, le costó en la ví­spera en una relojerí­a romana 1200 francos de aquella época, una verdadera fortuna.)

Actuación ante el Rey Louis Felipe y su familia en 1846: Se recogí­an varios pañuelos de los nobles asistentes, desaparecí­an bajo una campana de vidrio de la que salí­a una tórtola con una llave al cuello y aparecí­an en un cofre metálico herrumbroso, colocado "hace sesenta años", con un pergamino firmado por el Conde de Cagliostro (Bálsamo) en un lugar indicado por el monarca, (En un macetero de un naranjo exterior).

Actuación ante el Gran Turco: Realizó por primera vez, "El Paje serrado en dos", juego que se convertirá en "La mujer cortada en pedazos". El collar del Gran Turco desaparece y para castigar al paje que ha cometido el robo, el prestidigitador lo va a cortar en pedazos. Después de la oposición de toda la corte, el paje es despedazado y posteriormente, el collar aparece en el turbante del primer visir, se supone que con la consiguiente reconstrucción del cuerpo del paje.

Actuación en Argelia el 28 de Octubre de 1856, ante los moravitos:
Programa General: PRIMERA PARTE: (Juegos de distracción y demostración). Balas de cañón que salen de sombrero; Canastilla de flores; Cuerno de la abundancia; Botella inagotable, (sustituida por problemas de los árabes con el alcohol, por un tazón mágico que se llenaba de peladillas, luego de café caliente, todo ello degustado por el público asistente).
SEGUNDA PARTE: (Juegos para provocar admiración, impresión y aparentes poderes). Cofre pesado 0 ligero, (Le quitaba las fuerzas a las personas a voluntad del mago); Invulnerabilidad a las balas de pistola, (Bala disparada por una persona y recogida en la boca, o (en una manzana) por R. Houdin. A continuación, el mago disparó una bala contra una pared encalada, de la que brotó sangre verdadera. Desaparición de un árabe, cubierto por un tejido. AI dí­a siguiente, se hizo comentar entre los árabes, que los pretendidos milagros no eran resultado de la hechicerí­a, sino de un entrenamiento paciente llamado prestidigitación.



Nota: Un humilde aporte. La investigación no me pertenece, tan solo la edición. Fue realizado de artí­culos o notas en la red que me parecieron interesantes, de gente que como notarán, se ve hizo una importante tarea de investigación, y que hace un tiempo tengo en mi haber. Me pareción bueno compartirlo. Estoy seguro que conocer un poco más lo que amamos, nos engrandece como artistas y como personas. Para ellos el mérito, de existir alguno.



*

incon

  • ***
  • 141
  • Gender: Male
    • View Profile
Re: Jean Eugéne Robert-Houdin
« Reply #1 on: September 13, 2007, 06:17:15 PM »
muuuy interesante che.. he leido muchisimo sobre Robert-Houdin y no me canso de leer sobre el...

*

german

  • VIP
  • ***
  • 213
  • Gender: Male
  • La magia existe
    • View Profile
Re: Jean Eugéne Robert-Houdin
« Reply #2 on: November 14, 2007, 10:16:50 PM »
muy interesante

*

AmadeuS

  • Administradores
  • *****
  • 8032
  • Gender: Male
    • View Profile
    • Foro de Magia
Re: Jean Eugéne Robert-Houdin
« Reply #3 on: September 16, 2008, 02:33:00 PM »
Borre el post mio y lo agrego aca para no duplicar

El otro dia consegui un DVD que se llama Robert Houdin - The Magician´s Life y la verdad quede fascinado con su historia, aca les pongo un breve biografia de un Genio, no solo de la magia.



ROBERT HOUDIN BIOGRAFIA

Jean-Eugí¨ne Robert nació el 7 de diciembre de 1805 en Blois, Francia. Utilizaba la última tecnologí­a de la época para sus trucos y su influencia en la magia moderna no siempre es suficientemente reconocida. Cuando tení­a 25 años de edad, se casó con Cécile-Eglantine Houdin y tomó su apellido por lo que se transformó en Robert Houdin. El nombre era muy popular, una generación mas tarde un joven americano llamado Eric Weiss tomó el nombre de su héroe y lo transformó en “Houdini”.A los veinte años, Robert era aprendiz de relojero y le enseñaban la importancia de la lectura para su labor. Houdin fue a una librerí­a y adquirió el “Traité d’Horlogerie” (tratado de relojerí­a) de Berthoud. En su afán de vender, la vendedora de la librerí­a le vendió por equivocación otro libro. Houdin se sorprendió al darse cuenta que el tí­tulo era “Enciclopedia de divertimentos cientí­ficos”. Esta obra tení­a en su interior técnicas básicas de magia e ilusionismo como trucos de cartas, cómo arrancarle la cabeza a una paloma y devolverla a la vida, etc… En sus memorias, Houdin dice que el error de la bibliotecaria le causó “el encuentro con el motivo de regocijo de toda su vida”.

Fascinado por los misterios que encontró totalmente explicados en esa obra, Houdin se encontró con que carecí­a de las habilidades mí­nimas para realizar algunos de los trucos contenidos en el libro. Se dio cuenta de que necesitaba la maestrí­a de movimientos manuales de un pianista para realizar esos movimientos intrincados de manera inconciente, pero también se dio cuenta de que era sólo el talento fí­sico lo que necesitaba y no el talento musical de un pianista, por lo que contrató a un cortador de maí­z (famosos por sus habilidades manuales) para que le enseñara a usar sus manos. Luego de un mes de práctica aprendió a hacer malabares con 4 pelotas. No contento con ésto, comenzó a leer mientras realizaba malabares. Pudo así­ escindir esas dos tareas lo que le dio una gran independencia con las manos. Gracias al constante entrenamiento en malabares, escisión de tareas y prácticas para agilizar la memoria, Houdin se convirtió en el gran mago que después fue. También promovió las actividades para agilizar la memoria a sus hijos, quienes luego se convertirí­an en sus asistentes para los geniales trucos que realizaba. Cuando Houdin creyó tener un show listo, rentó un lugar en la Galerie de Valois del Palais Royal para realizar su “Soirées Fantastiques”. Once años después tendrí­a su propio teatro.
Quizás debido a su comienzo como relojero, Houdin tení­a un gran amor hacia los mecanismos. En sus memorias describe dos creaciones interesantes que realizó en su propio hogar. Uno de sus inventos fue un aparato para escuchar a los sirvientes y sus conversaciones con las personas que golpeaban la puerta de su casa. También tení­a un aparato eléctrico con el cual dejaba una marca blanca para ser vista por la servidumbre para avisar que no querí­a recibir visitas.
Houdin le dio un nuevo estilo y filosofí­a a la magia, que lo encumbraron como el “padre de la magia moderna”. Usaba artefactos de todos los dí­as para su magia en vez de las intrincadas máquinas tí­picas de la época y cambió los harapos de hechicero por trajes de etiqueta. Le dio a sus shows la atmósfera de una elegante reunión. Fue él quién creó, entre otras cosas, los trucos de levitación, ilusionismo con monedas, la cornucopia y otros trucos sin los que hoy la magia no podrí­a ser pensada.


Antes de Houdin, a los magos se les consideraba charlatanes o brujos, pero Houdin fue quien reclamó no tener poderes supernaturales y quien denunció a quienes lo decí­an. En cambio, fue un genio de la ingenierí­a y eso le permitió elaborar mecanismos para poder realizar cosas que maravillaban al público. Mientras en esa época se usaban velas como método de iluminación, Houdin con sus conocimientos de electricidad, galvanismo, etc, llevó la iluminacion artificial al escenario.

Robert Houdin ahorró suficiente dinero para comprarse una mansión en Blois y retirarse allí­ para escribir e inventar. No estaba interesado sólo en la magia, también escribió e hizo grandes avances sobre el ojo humano, e inventó el predecesor del taxí­metro.El 13 de junio de 1871, Houdin murió, sólo unos meses luego de que su hijo falleciera en la guerra franco-prusiana.



Lo que la Biografia no cuenta es que Robert era fanatico de los automatas, en el video se ve un corto sobre "La Joueuse de Tympanon", 1785, perteneció a la reina Marí­a Antonieta, que lo regaló al Museo de las Ciencias, aunque actualmente se encuentra en el Museo de Artes y Oficios de Paris.
En 1864, este autómata necesito ser restaurado y reparado por primera vez y su reparador y restaurador fue Robert-Houdin.
[youtube=425,350]75CXFwgslsY[/youtube]

*

Martin Ricciardi

  • VIP
  • ***
  • 4968
  • Gender: Male
    • View Profile
    • www.magomr.com
Re: Jean Eugéne Robert-Houdin
« Reply #4 on: September 17, 2008, 05:51:13 PM »
Que linda debe haber sido esa magia en esos tiempos.. gracias por subirlo!

*

leandroromero

  • VIP
  • ***
  • 141
  • Gender: Male
  • si queres cambios no hagas siempre lo mismo
    • View Profile
Re: Jean Eugéne Robert-Houdin
« Reply #5 on: December 22, 2008, 07:04:58 PM »
nose si sea el lugar indicado pero tengo muchisimas ganas de leer el primer libro de houdin pero tengo un problema no lo consiguo lo busque en todas las librerias pero no lo tienen
si alguien tiene o me dice donde conegurilo estare eternamente agradecido
saludos

*

gonzaa__mago

  • VIP
  • ***
  • 440
  • Gender: Male
  • M.a.g.i.a
    • View Profile
Re: Jean Eugéne Robert-Houdin
« Reply #6 on: January 12, 2009, 03:07:39 AM »
muy buena la info, gracias por compartirla, encerio muy buena :)

*

Esteban

  • VIP
  • ***
  • 1887
  • Gender: Male
    • View Profile
Re: Jean Eugéne Robert-Houdin
« Reply #7 on: January 12, 2009, 06:54:33 AM »
Genio total uno de los más grandes de la historia !!!
Que mal y que loco que, Harry Houdini siendo tan admirador de el, no lo haya respetado cuando murió, y haya publicado " The Unmasking of Robert-Houdin  "
*Todos los hombres que conozco, son superiores a mí en algún aspecto. Y en ese aspecto, es que aprendo de ellos.

*

guilledc

  • Administradores
  • *****
  • 12021
  • Gender: Male
    • View Profile
Re:Jean Eugéne Robert-Houdin
« Reply #8 on: April 16, 2016, 07:49:45 PM »
Buenísima la bio puesta aquí.

Estoy leyendo los 2 libros de la biografía que hizo cristian Fechner, uno de los mayores coleccionistas de r. Houdin.

Es la revisión final y más completa sobre la vida de este padre de la magia moderna. Se los recomiendo a todos!
Todos somos aficionados. La vida es tan corta que no da para más.

El público perdona los errores, lo que no perdona es el aburrimiento



*

guilledc

  • Administradores
  • *****
  • 12021
  • Gender: Male
    • View Profile
Re:Jean Eugéne Robert-Houdin
« Reply #10 on: April 18, 2016, 11:46:05 AM »
Ese libro que pone Bladi es escrito por R. Houdin, los que yo digo son de C. Fechner y son 2 tomos, salen unos 1200 dolares aproximadamente  ;D ;D ;D ;D ;D ;D ;D ;D ;D
Todos somos aficionados. La vida es tan corta que no da para más.

El público perdona los errores, lo que no perdona es el aburrimiento