login

0 Members and 1 Guest are viewing this topic.

*

rowasa

  • VIP
  • ***
  • 1107
  • Gender: Male
    • View Profile
Cuentos Propios
« on: October 03, 2007, 10:27:01 PM »
Bueno, la idea es hacer un tema en el que cualquiera pueda poner algo que escribio en algun momento y le gustaria compartir, la idea es que el resto opine, sin onfender ni agredir obviamente.

Bueno arranco yo

  El ruido me impedí­a dormir, cosa que era bastante común en esos dí­as. Las ollas y cacerolas, confundidas por no estar cumpliendo la función para la que habí­an sido creadas, eran utilizadas como instrumentos musicales. Instrumentos los cuales encabezaban una protesta masiva y sin previo acuerdo. Eran instrumentos que improvisaban una melodí­a desordenada y sin ritmo, pero que todos parecí­an entender.
  Decidí­ salir a la calle, ya que no podí­a dormir, pensé que lo mejor seria caminar. Mi recorrido, desde la salida del edificio y si mal no recuerdo, fue por Chacabuco, hasta la diagonal Roca la que agarre hasta Perú para caminar por esta hasta Yrigoyen y finalmente desembocar en la plaza de Mayo. Para mi asombro, en la plaza, la orquesta parecí­a agrandarse. El ruido del metal era ensordecedor y parecí­a incrementarse a medida que corrí­an los minutos.
  Al llegar a la plaza, pude reconocer a las abuelas que llevan el mismo nombre que la plaza, realizando un cordón para que los caballos, y sus jinetes de trajes azules, no avanzaran. La gente era incontrolable por los policí­as y parecí­a hacerles frente con gritos y golpes, como si ellos tuviesen la culpa de valla uno a saber que cosa. Decidí­ acercarme para entender o preguntar lo que estaba pasando. Por esos dí­as uno no podí­a hacerse el desentendido de lo que pasaba.
  Al adentrarme en esa selva con forma de plaza, la consigna era escaparse de los policí­as e intentar aliarse a algún protestante para defenderse. Muchos preguntaran por qué no salí­, y la respuesta seria por que no habí­a salida,  una vez adentro los civiles y los uniformados hací­an imposible arrepentirse. Como decí­a, me junte con un muchacho y su novia, al menos eso parecí­a. Esta instantánea y efí­mera amistad terminarí­a velozmente y de mala manera. El final estarí­a marcado  por el choque entre el machete del jinete y la cabeza de mi reciente amigo. Este ultimo se desplomo y tras de el se lanzo su novia.
  - ¡Hijo de mil puta!- grito la mujer- ¡lo mataste!
  La sangre era inagotable. Estaba marcando un camino, formando un rí­o el cual parecí­a no tener fin y que, probablemente, cumplirí­a la predicción de la mujer.
  -¡Hijo de puta!- esta vez con lagrimas en los ojos- Una ambulancia, por favor, una ambulancia.


  Esas debieron ser algunas de las ultimas palabras que mi compañero de protesta escucho ya que en ese momento se cerraron sus ojos y, según los de la ambulancia y los médicos, no se volvieron a abrir.


Se que no es muy bueno pero a ver si se animan, opinen :D



*

javaramone

  • Guest
Re: Cuentos Propios
« Reply #1 on: October 15, 2007, 05:02:53 PM »
jejeje, este es mi campo, escribi varios cuentos ganadores de concursos literarios. Aca les pongo uno, que me dio el segundo lugar en un concurso:

                                                          EL ERROR

¡Lo sabí­a, lo sabí­a!, me las va a pagar, en su vida va a sentir la cantidad de sufrimiento que le voy a transmitir, tráemelo ya a mi oficina. Esas fueron las palabras de John Earl Rosebud, antes de darle la paliza de su vida al amante de su esposa, desde ya hací­a casi 6 años (con eso me refiero a que el matrimonio llevaba 6 años, no la situación como amantes). John no sabí­a que era lo que habí­a hecho a la mujer para engañarlo, lo único podrí­a llegar a ser, era su permanente ausencia en casa. Rosebud era un hombre robusto de cabello castaño oscuro mas bien tirando a negro, rollizo, de ojos marrones, casado pero sin hijos, felizmente hasta que empezó a sospechar de su esposa, ya que cuando él volví­a a su hogar, ella le esquivaba la mirada, y cada vez que él la querí­a saludar con un beso en los labios, ella le corrí­a la cara, señales evidentes de que se habí­a perdido la pasión entre ellos. De este modo él contrató a unos matones para que siguieran cada movimiento de ella.
Los matones, eran profesionales, y la encontraron engañándolo a él varias veces con un hombre llamado Phillip King, pues claro que los hombres le tuvieron compasión a ella, y para no destruirle por completo el corazón al pobre John, le dijeron que lo vieron a él solo unas veces entrar y salir de la casa, pero que no era una situación que se viera diariamente (era mentira claro y el mismo Rosebud lo sabí­a, pero entendí­a la posición de ellos, pues claro que podí­a llegarle a caer muy pesado a él mismo y no lo querrí­an herir de tal forma).
-   Señor... – Dijo uno de los matones llamado Rupert.
-   Si Rupert, dime – Le respondió Rosebud
-   King está aquí­ afuera de su oficina, antes de que lo haga entrar quiero que sepa que por lo que el confesó, no sabí­a que era casada su señora – (otra mentira de parte del matón que le tení­a compasión a Phillip)
-   Gracias por la información, la tendré en cuenta – Dijo John sabiendo también que se trataba de una mentira.
Rupert se dirigió a la puerta, la abrió y del otro lado habí­a un hombre de unos veintitantos bien parecido, de cabello rojizo y ojos azules. John se volvió simplemente loco en el momento, saber que la mujer lo engañaba a él con un tipo que era 20 años menor que el, y 10 menor que ella.
-   Siéntate – Le dijo Rosebud.
-   Señor, sea lo que sea que me quiere hacer, quiero que sepa que... – John Interrumpió a King
-   Mira mocoso, quiero saber que se te cruzó por la mente cuando empezaste a acostarte con ¡MI ESPOSA! – Gritó John mientras se acercaba despacio a él para, pues era más que obvio, que era para empezar la golpiza, pero en vez de ello, se le quedó mirando fijo, exigiendo una respuesta- Vamos, ¡Contéstame maricón!
-   Señor yo en ningún momento supe que ella estaba casada con usted...– De nuevo lo interrumpe John
-   Mira, yo no me voy a tragar esa basura de “Oh no, yo no sabí­a” porque entonces, todas las veces que entraste a mi casa, ignoraste todas las fotos, de ella y yo juntos, abrazados, besándonos, eres un canalla, un mentiroso y despiadado mocoso de veintitantos que no tuvo mejor idea que arruinar un matrimonio feliz, pedazo de hijo de puta, eso es lo que eres, un despiadado hijo de puta.
-   Mire, lo admito, yo sabí­a que estaba casado con ella pero tu querida esposa, con su matrimonio tan feliz, acudió a mi. – Gritó Phillip ya esperando la paliza que le iba a tocar, la de su vida.

Y así­ fue, John lo siguiente que hizo, entre insultos y gritos, y con la cara empapada de sudor, le empezó a pegar como nunca le habí­a pegado a nadie, tal vez en la secundaria a ese maldito mexicano de Ví­ctor Sánchez, que una vez le trató de robar un dinero que el tení­a, y ahí­ fue cuando John lo molió a puño y mano, lo que le cobró 3 dí­as de suspensión a cada uno, pero lo que importaba ahora era que le estaba dando a lo lindo, a un muchacho que lo único que querí­a era fanfarronear con sus compañeros de la universidad diciendo, que se tiraba a la esposa de un abogado ricachón de unos 40 años.
Pasaron 7 minutos exactos y John, ya habí­a terminado de descargarse, el muchacho habí­a quedado en el suelo de su oficina con hemorragia nasal, causada a raí­z de un tabique roto, un ojo que estaba completamente rojo, y no precisamente el alrededor, si no el mismí­simo ojo, dos dedos de la mano izquierda totalmente dislocados de lugar, una cabeza con un tajo, de herida superficial, que no sangraba mucho, vómitos constantes de sangre y como si fuera poco, parecí­a que al niño le estaban por dar convulsiones, fue por eso que Rupert lo llevó directamente al hospital, lo dejó en la puerta del mismo y se dio a la fuga sin dejar rastros.
Finalmente, John estaba camino a casa, eran ya las 9 de la noche y era su horario normal de salida. Apenas entro en la casa, vió a su mujer, a la traidora llorando, lloraba por supuesto por su amante a quién le habí­an propinado una golpiza.

-   Eres un maricón – Le grito ella – No tuviste ni siquiera la dignidad de entregarte, pues sabes, yo lo haré – Y cuando estaba a punto de marcar el número de la policí­a, John le arrebató el teléfono de la mano y lo revoleó contra la pared que casualmente dio contra un cuadro de ellos dos en un dí­a de campo.
-   Mira pedazo de puta repugnante, la que menos puede hablar de dignidad ¡eres tú!, si..., tú y tu puta costumbre de engañarme, poniéndome en objeto de burla del vecindario y de las perras de tus amigas a quienes seguro les cuentas todo, y como chisme de semana dices les cuantas veces te tiraste a ese pendejo. Pues ya me harté de ti, vete ya mismo de mi casa, y no me vengas después con que la casa es tanto propiedad tuya como mí­a, porque es mí­a, legalmente, no tienes derecho a ninguna propiedad mí­a, porque para la división equitativa de los bienes, hay que estar más de 10 años juntos, ya tengo los papeles del divorcio aquí­ en mi maleta, ahora mismo lo vas a firmar o si no, te tendré que hundir en mierda, fí­rmalo, por el bien de los dos.

Rápidamente ella firmó los papeles, hizo sus maletas y se fue a casa de su madre, o al menos eso era lo que el creí­a.


Pasaron 2 horas y John se empezó a sentir muy solo, en esos momentos deseaba no haberle hecho eso al pobre muchacho, y haber echado a su propia esposa por un romance con un tipo que francamente, no valí­a la pena. Se sentí­a muy pero muy deprimido, tomó una botella de whisky y empezó a tomar, directamente del pico, mientras miraba un álbum de fotos de los dos. Pensó y pensó en miles de formas de disculparse con ella, pero no encontró ninguna. Se habí­a ido para siempre.

Cada vez se sentí­a más y más deprimido, llamó centenares de veces a la casa de la madre de ella, pero nadie atendí­a. De repente suena el timbre. La felicidad de John, fue inmensa, tal como la de un niño cuando recibe el regalo que tanto pidió para su cumpleaños, pero pues claro que esto era solo una ilusión de él, ¿y si no era ella? (que era lo mas probable), ¿y si era simplemente Rupert a ver como marchaba todo con su esposa y con el muchacho?. Pero era una estupidez que fuese Rupert, él no vendrí­a a tantas horas de la noche, ¡Ni siquiera sabí­a la dirección de su casa!, pero tal vez la habrí­a pedido a su oficina, nadie sabe. Suena de nuevo el timbre, y John grita, ¡ya va!, ¿Quién es a esta hora?.
Nadie contesta. John exclama, ¿Quién carajo esta ahí­ en la puerta?. Más le vale que conteste, porque si no... y de repente distingue su silueta a través de la ventana principal, al lado de la puerta. Corrió a abrir la puerta pero su cara de felicidad se transformó en una cara mas bien horrorizada, con una expresión de decepción gigante. Claro que era ella, pero tení­a un arma en la mano.

-   Por si te interesa saberlo, Phillip ha muerto, maldito pedazo de mierda, hijo de puta – Levantó el arma y le puso el caño en la frente, acto seguido, le obligó a que entrara.

 
¿Que no tienes sentimientos cerdo apestoso? Dime, ¿Por qué le pegaste hasta matarlo, y luego tirarlo en la puerta del hospital, sin siquiera dar la cara? Eh, el era un muchacho con esperanzas, me hubieses pegado a mi, yo lo busque, no él a mi, ¡basura!

En ese momento John pensó varias veces, estoy frito, ahora la perra me mata como si nada, como yo maté al muchacho, ella me va a matar a mi, como modo de venganza, pero también pensó lo más lógico, ella no querí­a ir a la cárcel, ni mucho menos matar a nadie, no le servirí­a para nada, sólo para autodestruir su vida. Pero en estos momentos de sermoneo, a ella sólo le importa verlo muerto, o como mí­nimo tras las rejas.

-   No te voy a matar – Dijo ella llorando – Te voy a delatar a la policí­a, y de esa no vas a zafar superabogado, a ver como vas a salir de esta eh. –
   

   John realmente se calmó a escuchar eso, le alivianaba saber que no iba a terminar en la morgue de un hospital cualquiera con 9 balazos en la frente, y por el tema de la cárcel, no tení­a de que preocuparse, el tení­a influencias en la corte, y tampoco habrí­an las suficientes pruebas como para delatarlo, seguramente ella terminarí­a perdiendo, el motivo: Falta de evidencia. Pero tampoco podrí­a estar tan tranquilo, porque pensándolo mejor, el mocoso era el amante de ella, tema que le iba a jugar muy en contra. Aunque no importaba, se pensó a si mismo, tengo la bastante influencia como para que no me pase nada.
   
-   Escúchame – Dijo John poniendo su mano en el caño de la pistola, quitándosela a ella y tirándola a un costado de la habitación. – No vas a poder hacerme nada, y tú lo sabes muy bien-.
Pues claro que ella lo sabí­a, era evidente, ella también sabí­a del poder de su esposo, que era ahora oficialmente su ex esposo.
-   Si, pero de estas no sales – Dijo dándole un puñetazo por sorpresa a John en su cara, en el lado derecho, para ser precisos.

   Acto seguido lo empujó y fue corriendo arrastrándose hacia el lugar donde estaba el arma, la tomó y cuando se estaba dando vuelta, dispuesta a apuntar y disparar, John saltó sobre ella como un león apunto de atacar a una cebra. Le pegó él un puñetazo a ella, en su cara, intentando sacarle el arma de la mano, pero no, ella fue más rápida y le disparó en el hombro izquierdo, haciéndole a él gritar como nunca antes en su vida.
-   ¿Te das cuenta de lo que has hecho?, ¡eres una loca!- Exclamó John volviéndole a pegar, pero esta vez en la mano, haciendo que por fin cesara a sostener el arma dejándola a un costado suyo, al alcance de Rosebud quien era ahora el que sostení­a el arma. – ¿Se cambian los roles no? – Finalmente John perdió los estribos y le disparó 2 tiros, directamente al estómago de ella.  

Jadeando, casi muerta, tomó fuerzas y dijo: “A ver como sales de esta superabo...”, y hasta ahí­ llegó. Ahora el cuerpo sin vida de ella estaba desplomado en el suelo. “Realmente la cagaste ahora John” pensó Rosebud a si mismo. Habí­a matado a su esposa, y ahí­ que ni siquiera las influencias del papa podrí­an librarlo de esa. Realmente la habí­a cagado. Lo que comenzó como una discusión de pareja, terminó con su segundo homicidio del dí­a.

   Rápidamente John recordó su herida del hombro que recién se empezaba a notar drásticamente. Tení­a la camisa blanca ahora con un manchón de sangre enorme, y la musculosa que traí­a abajo, mas roja todaví­a, casi parecí­a embebida en sangre, estaba totalmente empapada en sangre. En lo primero que pensó fue en ir al hospital, y fue lo que hizo, 10 minutos después estaba en la sala de operaciones de emergencia del hospital de Chicago, R.W. (uno privado al cual estaba asociado). Durante la operación el doctor le hací­a preguntas como, ¿Cómo fue que se hizo tal herida?, Veo que también tiene un moretón en la mejilla derecha, ¿Cómo fue que se lo hizo? Lo único que respondió John a todas estas preguntas fue la simple historia que habí­a pensado durante el camino al hospital, simple pero ingeniosa y muy creí­ble: Oh, un ladrón entró a mi casa aclamando ser un indigente que querí­a algo de comer. Le llevé un paquete de fideos y apenas abrí­ la puerta, el delincuente me dio un puñetazo, y me disparó en el hombro. Por suerte habí­a un amigo en casa que lo detuvo y se lo llevó a la comisarí­a que queda a tan solo 60 metros de mi casa. Cuando regresó, me trajo aquí­ y fue a llenar unos papeles, para realizar la denuncia. Era una historia perfectamente creí­ble, y por supuesto que el médico la creyó, o al menos eso le pareció a él.

   Luego de extraerle la bala, lo vendó, le recetó unos medicamentos para que no se le infectara la herida y sane rápido y John se fue en un taxi a su casa, mañana vendrí­a a recoger el auto,       aunque lo más probable era que mañana no estarí­a en Chicago, estarí­a viajando a algún lugar apartado, pero mientras tanto no deberí­a levantar sospecha. Llegó a casa, le pagó al taxista y para su sorpresa vio a un patrullero afuera de su casa, y las cintas de “no pasar” de la policí­a alrededor de la puerta, afuera de sus casas estaban los vecinos mirando ansiosos por saber que era lo que habí­a pasado. John permanecí­a en las penumbras, donde nadie lo podrí­a ver. De repente ve que en una camilla dura, sale lo que parecí­a el cuerpo de ella adentro de una bolsa de plástico. “Realmente la cagaste John”, se acordó de esa frase que habí­a pensado a si mismo en el momento que la habí­a matado. Se acordó también, de que el arma tení­a sus huellas digitales, realmente necesitaba largarse de ahí­, realmente necesitaba irse a un lugar donde no lo podrí­an encontrar. Se fue casi corriendo de la escena del crimen (su propia casa), a una farmacia en el centro, para comprar varias dosis del antibiótico que le habí­a recetado el médico debido a la lastimadura. Luego de salir de la farmacia, llamó al primer taxi que vió y se dirigió a un cybercafé a rentar una computadora, transfirió todo su dinero de su cuenta a una suiza. El taxi seguí­a esperándolo aunque solo hubiese estado ahí­ unos 10 minutos aproximadamente. Subió y le pidió que lo dirigiera al aeropuerto.

   Pasados unos cuarenta minutos de viaje, finalmente el taxi llegó al aeropuerto. El viaje le habí­a costado en total 50 billetes, se los dió al taxista el cual le respondió: “Amigo, que le vaya bien con los problemas que tiene, yo voy a estar más cerrado que un ataúd”. John a eso le respondió, Gracias, realmente apreciarí­a que no digas nada de esto. Luego de ese pequeño discurso entre el taxista, se metió al aeropuerto, pidió un boleto a Alemania, un lugar el cual podrí­a relacionarse fácilmente ya que en su infancia estudió español, francés y alemán.

-   Puerta 16 a la derecha -.
-   Gracias señorita -.

Tras esas dos frases, se dirigió al avión. Ahora estaba camino a un paí­s nuevo, huyendo de sus problemas, de esa cagada que se habí­a mandado. Mientras despegaba el avión, miró por la ventanilla y se dijo a si mismo: ¿Cuánto hasta que me encuentre el F.B.I.? Les doy 6 meses...

Así­ fue como concluyeron los últimos momentos de John Rosebud en su paí­s natal...










   10.03.2023:

Ahora que ya he vivido casi 20 años fuera de mi paí­s, todaví­a no me encuentran, todaví­a sigo de incógnito. Me enteré por medio de la televisión que soy unos de los fugitivos mas buscados, pero hace ya 17 años de esa noticia, y luego nunca escuché nada más. Ahora soy una persona totalmente diferente, todaví­a tengo 20 millones de dólares en la cuenta suiza, y me basta como para terminar de vivir mi vida a mi gusto. Por cierto, ahora no soy más abogado, ahora vivo en el campo, lejos de la ciudad, con una esposa y 4 hijos. Ella sola sabe mi situación, y no le importó, me dio una oportunidad más, y me aseguró de que ella nunca me iba a hacer lo mismo que me habí­a hecho la otra. Por ahora la situación sigue así­, pero quién sabe que sorpresas me deparará el futuro. Ella me preguntó un dí­a, si estarí­a en la misma situación de aquel dí­a, si lo volverí­a a hacer, yo pues claro le respondí­ la verdad: que sí­.
   
John Earl Rosebud

*

Kal-El

  • Moderador Global
  • *****
  • 5667
  • Gender: Male
    • View Profile
Re: Cuentos Propios
« Reply #2 on: October 15, 2007, 05:22:09 PM »
(Situacion: Bajo una fuerte tormenta apoyado sobre una pared en la vereda...fumando tratando que el cigarrillo no se le moje...) (Voz en off...como si pensara el protagonista)

No se si estoy vivo...No se si estoy muerto...simplemente se que estoy aca y ahora...

Simplemente se que me siento un poco mas aliviado...pero tambien se que no soy yo...que me han empujado...que me han llevado a esto...¿Dolor...? No...ya lo he gastado todo...¿Compasion?...ya olvide que es eso...¿Miedo?...naci de el y creci con el...

Simplemente no hubier querido hacerlo...pero es mas fuerte que yo...no soporto ciertas cosas...ciertas cosas en la que cualquiera nada como un pez...a mi me ahoga...me irrita...me mata...

¿Que hubiese pasado si "El" no se hubiese escabullido de su casa para permitirse unos minutos de alegria con sus amigos?...¿Que hubiera pasado si "Ella" no hubiese ido a ese mismo lugar?...¿Que hubiese sido si en vez de estar en la barra tomando su ultimo trago antes de partir...hubiese estado bailando?...No lo se...quiza nunca lo sepa...pero "El"...se lo imagina...y graciosamente, no se lamenta...

Siempre me pregunte sobre la saña de la gente...¿Por que pegarle a uno cuando esta en el piso? ¿Por que golpear 2, 3 0 4 personas a 1 solo...si ni siquiera lo conocen?...¿Por que tirar 3 tiros si con 1 o 2 es suficiente...?

Y ahi quedo tirado en el piso en medio de un charco se dangre que manaba de su sien y de sus ojos...aun consciente pidiendo ayuda y preguntando...¿Por que me pegaron...?

60 dias pasaron y el ultimo recuerdo de la imagen que quedo en su mente...era el de una pista de baile...

Otros 90 dias reclamando por algo de justicia para su ahora permanente malograda vida...Nadie aparecio...nadie se preocupo...

Cuando reclamo...le cerraron las puertas en la cara diciendo que "Lo suyo...Fue un accidente...una desgracia con suerte...dese cuenta que esta conversacion podriamos no haberla tenido..."

Ni siquiera tuvo la posibilidad de llevarse la imagen de su novia o de su hija...solo una pista de baile y luego la oscuridad total...

Son las 04:30 de la mañana...El camion de reparto de diarios para frente mio y arroja a Hugo, el diariero, los periodicos de ese dia... Mientras va armando los diarios comenta..."Ya no se puede mas...esta inseguridad es tremenda...Mira este titular..."Oficial de Policia cruelmente torturado: Le arrancan los ojos frente a su familia" ...

Y bueno...uno en la vida no puede tener todo...siempre hay alguien que nos quiere sacar algo...

(Mete la mano en su bolsillo y saca una bolsita ziplok con 2 bolas blancas y las arroja a la basura..)

Justamente...estoy leyendo la parte de Profesionales Abogados ya que tengo algunos problemitas legales simples que me gustaria arreglar...pero...mañana...

Mañana sera otro gran dia...

¿Mi Nombre?...Mi nombre es TALYON...y estoy para quedarme...


Este cuento esta basado en un hecho real. Es de mi creacion...tanto el texto como el personaje...Kal-El
« Last Edit: October 15, 2007, 05:28:31 PM by Kal-El »
"El verdadero honor esta en como vives y no en como mueres" (Superman)

*

Eighties

  • VIP
  • ***
  • 1658
  • Gender: Male
  • Come fly with me
    • View Profile
Re: Cuentos Propios
« Reply #3 on: October 17, 2007, 11:39:25 PM »
geniales los 3, de verdad.. mucha creatividad, felicitaciones..

Un fulano camina dormido pero no se da cuenta... Sube, baja, flota... Pero no se da cuenta... Rueda, salta, gira... Y no se da cuenta... Sigue a otro fulano que camina dormido..

*

rowasa

  • VIP
  • ***
  • 1107
  • Gender: Male
    • View Profile
Re: Cuentos Propios
« Reply #4 on: October 18, 2007, 06:21:48 PM »
Muy bonitos los otros 2 cuentos, mucho talento :D, la verdad no se sumo demasiada gente, pero con los otros 2 que aportaron me basta, gracias :D

*

Kal-El

  • Moderador Global
  • *****
  • 5667
  • Gender: Male
    • View Profile
Re: Cuentos Propios
« Reply #5 on: October 19, 2007, 12:15:12 PM »
Muy bonitos los otros 2 cuentos, mucho talento :D, la verdad no se sumo demasiada gente, pero con los otros 2 que aportaron me basta, gracias :D

Si queres seguimos...mira que Talyon tiene 4 historias mas que contar...

Aparte te comento...en alguna oportunidad me habian pedido el personaje para hacer un corto...pero dije que no...por que en esa epoca habia salido la serie "Criminal" que si bien el hilo es igual...las causas de su aparicion son diferentes asi como su accionar...
"El verdadero honor esta en como vives y no en como mueres" (Superman)

*

rowasa

  • VIP
  • ***
  • 1107
  • Gender: Male
    • View Profile
Re: Cuentos Propios
« Reply #6 on: October 19, 2007, 04:45:43 PM »
Muy bonitos los otros 2 cuentos, mucho talento :D, la verdad no se sumo demasiada gente, pero con los otros 2 que aportaron me basta, gracias :D

Si queres seguimos...mira que Talyon tiene 4 historias mas que contar...

Aparte te comento...en alguna oportunidad me habian pedido el personaje para hacer un corto...pero dije que no...por que en esa epoca habia salido la serie "Criminal" que si bien el hilo es igual...las causas de su aparicion son diferentes asi como su accionar...


Que groso

*

Kal-El

  • Moderador Global
  • *****
  • 5667
  • Gender: Male
    • View Profile
Re: Otra de Talyon..
« Reply #7 on: October 23, 2007, 12:07:23 PM »
(Situacion: Dia jueves. En un bar de esquina con vidrios, sentado en la mesa, con un cenicero con 4 o 5 colillas y 3 tazas de café, leyendo de un diario atrasado la parte de horoscopos).

Siempre leo los diarios 1 o 2 dias atrasados...no se por que...es una costumbre. Sera que las noticias son menos dolorosas...

Miro por la vidriera buscando algo...¿Algo como que?...No se...Algo que me distraiga un poco y que me saque de esta postura rigida que imprime el de estar leyendo sin leer.

Algo que me eleve como el humo del 5º cigarrillo que tengo en el cenicero...y que desaparece con el abrir y cerrar constante de la puerta de este lugar...pensar que el martes en este mismo lugar...no se podia estar tranquilo...

La gente gritaba, lloraba, se agarraba la cabeza...se lamentaba...corria...insultaba. Entraban y salian de este lugar apurando al encargado preguntandole “¿Y?...¿Ya llamo?...¿Por que tardan tanto, la reputisima madre...?

Y yo, como espectador de lujo...tras el vidrio... viendo lo que hacia segundos antes era “un proyecto de ciudadano comun”...ahora reducido a una mitad de pierna con una zapatilla 35 y metros mas alla...el resto conformado de una masa de carne confundida en una camiseta de la selección Argentina manchada con sangre...

Y ellos tardaron...tardaron bastante.

Bocinas, gritos, lamentos y de pronto una sirena...pero ya era tarde.

Toda la secuencia paso para mi en camara lenta y en mi cabeza marcaba paulatinamente las pausas de esos brevisimos instantes...

Una madre como cualquier otra (supongo) saliendo de un negocio como cualquier otro...queriendo cruzar una calle...una persona corriendo que con mala punteria intenta empujarla y empuja a su pequeño acompañante ....una gran moto que acelera llevandolo por delante y un ruido seco que lo dejo adosado como una mas de sus calcomanias...una brevisima pero ruidosa frenada que la arranca de su frente y un disparo....y nuevamente...la aceleracion...dos rostros...una patente...luego el caos.

Termine mi exquisito licuado...agarre las llaves del auto y deje la plata de la cuenta sobre la mesa...y sali justo cuando el patrullero llegaba al lugar del hecho. No vaya a ser cosa que pidan un testigo.

Ya en el escenario, limpie con una servilleta algunas gotas que habian manchado la parte trasera de mi auto...

Fui al Rio a despejarme...un poco antes de intentar, como todas las noches poder dormir...a veces sin conseguirlo.

Comence a caminar por la Rivera...el viento providencial trajo a mis pies una hoja...una carta con un dibujo y una firma...”Mama...te quiero mucho...Juancito” con fecha de ese mismo dia...metros mas alla, una bolsa rota de un negocio de ropas....y un poco mas alla, una cartera...Suspire y prendi un cigarrillo. Eran las 23:00...tenia hambre

Estaciono el auto al lado de una moto de gran porte cuyo frente se encontraba manchado. Abro el baul del auto y saco la linga... no vaya a ser cosa que me quede empantanado...

Subi a comer. Eramos 3 clientes en ese lugar.
Al salir me dirigi a uno de los otros dos comensales y le pedi un cigarrillo...Me miraron de arriba a abajo y siguieron en lo suyo...

La moza del bar me saca de mi estado y me dice: “Que barbaridad...pobres muchachos...¿Se entero?”

La mire distraido y me señala la portada del diario: “Grave accidente en la Rivera: En    una causa aun no esclarecida encuentran los cuerpos sin vida de 2 jovenes que circulaban aparentemente en una motocicleta. Uno de ellos fue encontrado con un tiro en el torax, el otro con su pierna izquierda desmembrada a causa del fuerte impacto. Se cree que fue una gresca entre ellos por cuestiones pasionales. La policia busca el arma utilizada en el hecho....”

Y bueno...uno en la vida no puede tener todo...siempre hay alguien que nos quiere sacar algo...

La naturaleza es sabia...y si uno la sabe aprovechar...sirve tambien para enderezar paragolpes...

La servilleta?...bueno...parece que era una figurita dificil...la cambie por un atado de cigarrillos....

Mi Nombre, es Talyon...y estoy aquí­...leyendo mi horoscopo que dice: “Un dia maravilloso para los negocios”...

Pucha...haberlo sabido antes...

« Last Edit: October 23, 2007, 12:10:06 PM by Kal-El »
"El verdadero honor esta en como vives y no en como mueres" (Superman)

*

Ezequiel #8

  • VIP
  • ***
  • 3047
  • Gender: Male
    • View Profile
Re: Cuentos Propios
« Reply #8 on: October 23, 2007, 12:26:40 PM »
Tremendo Carlos.......

yo antes tenia esa de historias asi, pero en la mente, nunca las escribi........

Algun dia que se me ocurra algo, aca va a estar.
Moderno como las olas
antiguo como el mar,
siempre y nunca diferente
pero nunca y siempre igual

*

Kal-El

  • Moderador Global
  • *****
  • 5667
  • Gender: Male
    • View Profile
Re: Cuentos Propios
« Reply #9 on: October 23, 2007, 12:33:57 PM »
Me alegro que a algunos le guste...

No sabes...aca en mi oficina...causo revuelo y, una vez explicado el "por que"...tiene el 70% de seguidores...el otro 30% lo quiere defenestrar...jajajajaja
"El verdadero honor esta en como vives y no en como mueres" (Superman)

*

Tora

  • VIP
  • ***
  • 373
  • Gender: Male
  • Hola Viteh!!!
    • View Profile
Re: Cuentos Propios
« Reply #10 on: October 23, 2007, 02:09:24 PM »
Esos dos ya los lei, estoy esperando el que sigue Carlos asi que a ponerse las piletas y a largar las historias para los fans ^^

Suerte ;D
El juego de KAL-EL http://www.macrojuegos.com/juegos/habilidad-5640.php

THERE IS NO BACK OF THE PALM!!!

*

rowasa

  • VIP
  • ***
  • 1107
  • Gender: Male
    • View Profile
Re: Cuentos Propios
« Reply #11 on: October 23, 2007, 06:10:54 PM »
Talyon champion!!!, ponete la 2da parteeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee
« Last Edit: October 23, 2007, 10:46:36 PM by Kal-El »

*

Tora

  • VIP
  • ***
  • 373
  • Gender: Male
  • Hola Viteh!!!
    • View Profile
Re: Cuentos Propios
« Reply #12 on: October 23, 2007, 06:25:37 PM »
ponete la 2da parteeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee
Pero creo que ya puso 2, jajaja, o decis 2da en orden, te estas mandando una STAR WARS Carlos??? jajaja

Suerte ;D
El juego de KAL-EL http://www.macrojuegos.com/juegos/habilidad-5640.php

THERE IS NO BACK OF THE PALM!!!

*

rowasa

  • VIP
  • ***
  • 1107
  • Gender: Male
    • View Profile
Re: Cuentos Propios
« Reply #13 on: October 23, 2007, 08:20:28 PM »
la 3era entonces, nadie mas se anima a escribir?? no somos Bodelaires pero nos animamos y que opinen lo que quieran loco dale estan saliendo lindas cosas, carlos ya tiene fansite y todo www.talyonelpersonajedecarlos.com.ar
« Last Edit: October 23, 2007, 10:47:44 PM by Kal-El »

*

Andres21

  • VIP
  • ***
  • 773
  • Gender: Male
    • View Profile
Re: Cuentos Propios
« Reply #14 on: October 23, 2007, 10:29:24 PM »
carlos esta bueno el cuento segui asi